miércoles, 31 de julio de 2019

¡Agosto tendrá dos Lunas Nuevas! ¿Cuál es la gran conmoción?

August Will Have Two New Moons! What’s the Big Deal?
By: Scott Levine | July 30, 2019
First there were "blue Moons;" now there are "black Moons." What do these terms mean?

(traducido por Word y jav)

Sky & Telescope diagram
Si has estado manteniendo los ojos en las noticias de astronomía últimamente, es posible que hayas empezado a notar historias llenas de publicidad diciéndote que te asegures de mantener los ojos abiertos en agosto: "¡Habrá dos lunas nuevas!" La siguiente Luna nueva ocurrirá el 1 de agosto a las 3:12 UT (31 de julio a las 21:12 hora de costa Rica; HOY); la segunda luna nueva cae a las 10:37 UT el 30 de agosto.

Algunas de estas historias le dan al fenómeno un apodo, como "Luna Negra". Hay un término más conocido,” Luna azul", que ha existido durante décadas. Mientras que su definición exacta se discute, en estos días por lo general significa la segunda Luna llena en un mes. Una definición más anticuada lo define como el tercero de cuatro Lunas Llenas, como la Luna Azul de mayo de 2019.
Dos lunas nuevas en un mes, sin embargo, eso es lo opuesto a una Luna Azul. Entonces, ¿cuál es el problema de una Luna Negra? ¿O es un gran problema?

Definir un mes por la Luna
Los astrónomos miden los meses de varias maneras. Por ejemplo, un mes sideral es el tiempo que tarda la Luna en hacer una órbita alrededor de la Tierra, en relación con las estrellas de fondo. Mientras tanto, un mes anomalístico es el tiempo entre perigeos lunares, el punto más cercano de la Luna a la Tierra. Son unos 27,5 días de la Tierra. 
Pero la lunación, o mes sinódico, es de lo que la mayoría de nosotros hablamos cuando hablamos de meses: Esa es la cantidad de tiempo que se tarda en volver a una fase, generalmente de nueva a nueva.

Tener dos lunas llenas —o nuevas— en un mes es poco frecuente, pero no raro. Una lunación es de unos 29,5 días, y hay 365,25 días en un año. Así que, en promedio, hay algo más de 12 ciclos lunares completos al año. Esto significa que cada dos años y medio (2 años, 8 meses, aproximadamente hablando) habrá dos Lunas llenas o dos nuevas en un mes dado.
Dado que un ciclo lunar de 29,5 días es más corto que cada mes excepto febrero, en todos los meses excepto febrero es probable que haya una fase repetida.
We see the Moon go through a changing cycle of phases each month due to its orbital motion around Earth and the changing geometry with which we view it.
Ana Aceves / Sky & Telescope.
Dicho de otra manera, las fases corresponden a lugares en la órbita de la Luna. Así que cuando la Luna termina una vuelta y regresa al mismo lugar en su órbita alrededor de la Tierra cada 29,5 días, también está en la misma fase. Así que al final de la mayoría de los meses, es probable que la Luna vuelva al lugar en el que estaba al principio de un mes. ¡Así como así, hay una fase repetida en cada mes!

Por ejemplo, echemos un vistazo al próximo año (las fechas se enumeran en la zona horaria UTC):
Agosto: Luna Nueva los días 1 y 30.
Septiembre: delgadas crecientes los días 1 y 30.
Octubre: delgada crecientes los días 1 y 31.
Noviembre : delgadas crecientes los días 1 y 30.
Diciembre : delgadas crecientes los días 1 y 31.
Enero 2020 : delgadas crecientes los días 1 y 31.
Febrero 2020: No hay suficientes días para un ciclo completo, a pesar de que es un año bisiesto. Sin fases repetitivas
Marzo 2020: Casi los cuartos crecientes el 1 y 31.
Abril 2020: Cuarto creciente el 1 y el 30.
Mayo 2020: gibbous el 1 y 31.
Junio 2020: Encerar gibbous los días 1 y 30.
Julio 2020: Encerado gibbous los años 1 y 30.
Agosto 2020: Just--full-waxing gibbous on 1 y el 31.

Entonces, ¿qué pasa si hay una segunda Luna nueva?
No mucho.
Una segunda Luna nueva en un mes puede ayudar con la observación del cielo, porque no hay luz de luna para lavar las estrellas. Pero de lo contrario es difícil emocionarse. Después de todo, la luna nueva se encuentra entre el Sol y la Tierra, y como toda la luz del Sol está golpeando el lado lejano lunar, ¡no hay nada que ver!
Es posible que veas noticias que intenten reconocer esto. Pero se equivocarán y dirán que la Luna será invisible para nosotros por la noche: 

"¡Segunda Luna Nueva en el Cielo de esta Noche!" No.
Las Lunas Nuevas se levantan y se ponen con el Sol,
así que se levantan de día, no de noche.

Además, ya que la Luna nueva está despierta durante el día en que los cielos despejados son azules, ¿no sería irónico si llamáramos Lunas Azules nuevas?
Mejor aún, mantengámonos alejados del bombo, disfrutemos del cielo nocturno y veamos cómo se desarrolla otra lunación ante nuestros ojos.

viernes, 5 de julio de 2019

¡En Bagaces cayó un meteorito¡


Contribución de Eduardo Odio Orozco

"La siguiente narración es de un hecho muy poco o nada conocido, ocurrido en un Guanacaste muy distinto al de hace unos meses.

Por años me dedique a la producción agropecuaria en una finca -hoy en trozos- situada en Aguas Calientes de Bagaces. La siguiente historia creo que le interesará don Alberto por dos motivos: a) en Costa Rica cayó un meteorito después del mencionado de Heredia de 1857 y b) fui testigo y creo conservar un trozo de ese objeto.

Ocurrió durante una noche que estimo en hora alta, o sea, entre 8 y 10 p.m. luego de un día normal de trabajo. Como era normal luego del trabajo de la tarde, todos pasamos a la casa a comer un gallo pinto sencillo, acto que daba por concluida toda labor. Sin embargo, siempre se quedaban algunos peones para hablar cosas sin importancia, historietas, leyendas, y anécdotas graciosas de alguien conocido.

El asunto es que estábamos tres o cuatro personas en el corredor de la casa (en ese tiempo no había luz eléctrica) y de repente, en segundos, todo se iluminó de un verde jade muy claro. Era tanta la luz que todo se podía ver a la perfección. Cuando todos levantamos la vista vimos una gran bola en el cielo que iba en dirección a la península de Nicoya a una velocidad increíble. Luego de los comentarios lógicos, los cuentos y las historias típicas de un evento así de extraño, todo acabo y cada uno montando su caballo se dirigió su casa.

A los tres o cuatro días un vecino me dijo que lo acompañara a juntar un ganado en la finca de él, La Siete Cueros, en Cofradía de Montano, Bagaces. Llegando al sitio me ubique en una loma para evitar que el ganado se dispersara cuando llegara. Mientras esperaba vi un hueco pequeño, que supuse un punteo de huaquero para buscar tumbas (en dicho lugar hay muchas huacas) y fui a inspeccionarlo, encontrando una piedra negra, pequeña, incrustada en el manto de cascajo. Ya que ahí no hay piedra viva o sea dura, saque la piedra negra notando que era muy pesada para su tamaño. La tire a un lado y con el cuchillo pique buscando señas de huaca, pero no había nada más que tierra dura y cascajo. Le reporte el hueco al amigo y lo tapó por aquello que una vaca no se quebrara una pata.

Ya al irnos y tapado el hueco, antes de subir al caballo miré la piedra negra y pensé que podía ser útil para sostener la puerta de la casa, -ya que en esos tiempos las puertas permanecían abiertas aun en la noche- función que cumplió durante años.
Todo lo narrado ocurrió entre el año de 1980 a 1985, pero me resulta imposible recordar algo con mayor detalle, debido a que tanto la luz verde como la piedra negra no los relacioné como parte de un mismo evento, y menos que tuvieran ya sea el uno o el otro alguna importancia.

 

Al leer lo de Aguas Zarcas me acordé de aquella noche y la piedra negra.
Fui a la casa vieja de Bagaces y ahí estaba, tirada en un rincón. La miré y aparte del peso y ya lavada, vi que tenía características extrañas.
Seguí informándome de meteoritos y sus características y comprendí que la piedra negra es un posible fragmento del fenómeno luminoso primeramente descrito, solo que el bólido continuó su trayecto, y la piedra negra estaba más al este de la casa.
No sé si fue un pedazo desprendido de un objeto de mayor tamaño, o que será. El asunto es me la traje a San José para averiguar de una vez por todas si es parte del meteorito que cruzó el cielo o solo es una piedra rara, que pese a su tamaño reducido pesa 2 kilos y casi 200 gramos (según la romana de la pulpería).
Ah, olvidaba contar que la piedra negra se le pegan los imanes, cosa que supe por casualidad en la pulpería donde la llevé a pesar.


 

Le envió unas fotos de la piedra negra para saber si es o no parte del fogonazo de luz, y sí que sepa que en algún lado ya sea de Nicoya, el golfo o el mar, cayó un meteorito en los primeros años de la década de los 80 en Costa Rica.

Atentamente
Eduardo Odio Orozco."
Visitaré a don Eduardo en estos días y luego le seguiré contando sobre esta historia. jav.