jueves, 23 de abril de 2020

El fenómeno del mes: La conjunción Pléyades - Luna - Híades. (IMCCE Newsletter)

¿Quiere leerlo directamente de la fuente (IMCCE) - en francés-?

Nota del traductor:
La observación que plantea este artículo será  diferente a lo que podremos ver en Costa Rica. Porque entre Francia y Costa Rica hay una diferencia de 8 horas en longitud geográfica y 40°en latitud. Pero el texto es bien interesante, se lo recomiendo.
Lo que veríamos en nuestro país, se lo muestro en la última imagen.   
👇
Quizás si valga la pena.                       
 jav.

El fenómeno interesante de abril será el acercamiento de la Luna con dos de los cúmulos abiertos más bellos del cielo
El sábado 25 de abril, 48 horas después de la luna nueva, un delgado creciente lunar se intercalará entre el cúmulo de las Pléyades y el de las Híades.
Conjunción del 25 /04/2020; 21:15,
en tiempo legal francés. 
Para hora de Costa Rica
vea imagen al final
(Stellarium).

¿Qué veremos?
El trío consistirá en un miembro de nuestro sistema solar, la Luna, y dos objetos estelares situados en el fondo, pero dentro de nuestra galaxia, la Vía Láctea.


¿Hay necesidad de presentarle la Luna?
Nuestro satélite es el único cuerpo en el Sistema Solar, aparte de la Tierra, en el que los humanos han puesto un pie y han traído más de 400 kg de rocas lunares. Eso fue hace 50 años. Quiere decir que conocemos bien este astro de dimensiones extraordinarias.

Mientras que la gran mayoría de los satélites de los otros planetas tienen un diámetro que oscila entre el 1% y el 4% del planeta que orbitan, la Luna (Selene) tiene casi el 27% del diámetro de la Tierra. 
Esta anomalía se debe al fenómeno de la creación de la Luna.
Una teoría bastante reciente sugiere que la Luna se formó de los escombros expulsados por el encuentro entre la futura Tierra y un cuerpo, llamado Tea, del tamaño de Marte (la mitad  del tamaño de la Tierra, que sigue siendo un objeto de dimensiones muy grandes). Esta colisión, que habría ocurrido en los primeros 100 millones de años después de la formación del Sistema Solar (hace 4,56 mil millones de años) explica bien las similitudes en composición química entre la Luna y el manto de la Tierra. La Luna se formó a partir de los escombros arrancados de la superficie de la Tierra.
La Luna orbita la Tierra en 28 días, a una distancia media de 384 000 km. Dependiendo de su posición en relación con el Sol, nos presenta una cara mayor o menormente iluminada, lo que explica los fenómenos de las fases.

El cúmulo abierto de las Pléyades
Las Pléyades son un cúmulo abierto, es decir, un grupo de unos pocos cientos, o unos pocos miles, de estrellas jóvenes ubicadas dentro de los brazos espirales de una galaxia. Al contrario de los cúmulos globulares, que se componen de cientos de miles de estrellas muy antiguas, reunidas en una esfera de 100 a 200 años luz de diámetro y distribuidas alrededor y fuera del plano de la galaxia.
Las Pléyades se encuentran a unos 440 años luz de la Tierra. 
Este cúmulo contiene unas 3000 estrellas, cuya edad estimada es 100 millones de años. De estas 3000 estrellas, el ojo logra discernir de 5 a 7 estrellas, que forman como una pequeña Osa Mayor, cuya cola se trunca.
No necesita un telescopio grande para admirar mejor este cúmulo. A riesgo de sorprenderlo, es incluso lo contrario lo que yo le aconsejaría: “cuanto más pequeña es la óptica, más bellas son las Pléyades”. Con simples binoculares 8 x 30, 8 x 40 o 10 x 50, son absolutamente preciosas. Sin embargo, la imagen más hermosa puede ser proporcionada por un simple telescopio apocromático de 100 mm de apertura. Tenga en cuenta que es un objeto bastante grande, ya que su tamaño angular es cercano a 2 grados, cuatro veces el diámetro de la Luna.

Cúmulo abierto M 45 (Pléyades). Créditos D. De Martin, ESA/ESO/NASA FITS.
Cúmulo abierto Collinder 50 (Híades). Créditos NASA, ESA y STScI.

El cúmulo de las Híades
El cúmulo de las Híades se encuentra a unos 150 años luz del Sol, es entonces el cúmulo abierto más cercano a nuestra estrella. Pero, es significativamente más antiguo que las Pléyades, con una edad estimada de 625 millones de años. Debido a su proximidad, este gran cúmulo cubre casi 6 grados de cielo. A simple vista, las Híades dibujan una gran V, que forma la cabeza del toro en la constelación Taurus.
Además, tenemos la presencia de un intruso en esta V, la magnífica estrella Aldebarán, el ojo rojo del toro, que marca el extremo oriental de la V. Esta hermosa estrella gigante roja no es parte del cúmulo, ya que se encuentra a mitad de camino, a 75 años luz de distancia, entre el Sol y las Híades.
A diferencia del cúmulo de Pléyades jóvenes, que contiene gigantes azules (50 a 80 millones de años como máximo), las Híades, debido a su edad están lógicamente desprovistas de ellos, de ahí su color rojo dominante (marca de estrellas mayores).

¿Qué vamos a ver?
El 23 de abril de 2020, la Luna pasará entre la Tierra y el Sol y estará en luna nueva a las 2:26 UTC; no será visible desde la Tierra. Luego, continuando con su inexorable danza alrededor de nuestro planeta, la Luna se desviará del Sol, y 48 horas más tarde, el sábado 25 de abril, observaremos una media luna de finura extrema, que por lo tanto se intercalará entre los 2 grupos abiertos, pero un poco más cerca de las Híades que de las Pléyades.
Cabe señalar los hermosos crecientes lunares que estamos acostumbrados a ver una vez que la oscuridad tiene lugar, 48 a 72 horas después de la luna nueva. Ese sábado, 25 de abril la Luna solo tendrá una edad de 48 horas, por lo tanto, será visible muy cerca del horizonte, en forma de una media luna muy delgada, y dentro del resplandor de la puesta de Sol.

Por lo tanto, será necesario estar atento y observar antes de que la noche haya caído por completo. También tendremos cuidado de tener un horizonte occidental claro. Por supuesto, nos posicionaremos frente a este horizonte occidental, barriendo el cielo todavía ligeramente iluminado por el sol poniente.
Un par de binoculares podría ser un aliado útil para capturar el fino creciente lunar. 
Una vez identificados los 3 actores, disfrutaremos de la puesta en escena ofrecida por la mecánica celeste. Recordemos las distancias que nos separan de cada uno de los participantes: la Luna, que alcanzó su apogeo el 20 de abril de  a 406 462 km, estará a unos 387 000 km de la Tierra el 25 de abril. 
Por otro lado, muy lejos en el fondo, las Híades brillarán a 150 años luz de distancia, luego las Pléyades a 440 años luz.
Can Mayor, Orion, Taurus, Luna, Pléyades, Híades y Venus.
25 de abril; 18:30. Costa Rica. (Stellarium).
¡Si vale la pena!

No hay comentarios:

Publicar un comentario