lunes, 8 de agosto de 2016

Perseidas (meteoros) la noche del 11 al 12 de agosto

Los desperdicios (meteoroides) del cometa Swift-Tuttle podrían provocar una lluvia de meteoros más fuerte este año.
Algunos astrónomos predicen hasta 100 meteoros por hora en todo el cielo, si éste está oscuro y despejado. Parece que la Tierra se acerca a una banda de partículas más densa que la de años anteriores, causando una alza en la frecuencia de meteoros, la noche del 11 al 12 de agosto (http://www.space.com/33671-perseids-get-a-boost-from-jupiter.html). 

Sin embargo, también nos advierten que los meteoros son uno de los fenómenos astronómicos más impredecibles, por lo que podríamos acercarnos a una tormenta, o a más bien a una simple "garúa".
Recuerde que durante una lluvia de meteoros, la cantidad de éstos supera al número promedio que se espera en una noche cualquiera (meteoros esporádicos). Además la característica más importante es que todos parecen proceder de un punto es la esfera celeste, que llamamos la “radiante”.
La constelación donde está la radiante le da nombre a la lluvia; como Perseidas, Gemínidas,  Leónidas, Oriónidas, etc. También, como los meteoroides tienen el mismo origen, comparten varias características como coloración, velocidad y número de bólidos.
Los núcleos de cometas son similares a grandes témpanos de hielo, que aglutinan partículas de polvo (piedrecillas), cuando se acercan al interior del Sistema Solar, lógicamente sufren un aumento de temperatura y entonces parte de su superficie, que es la más expuesta se “sublima” (paso de sólido a gas) y liberan las partículas aglomeradas.
Esto desperdicios de los cometas, al ser atraídos por la gravedad de un planeta como la Tierra llegan a su atmósfera, causando que los gases se exciten y luego emitan destellos luminosos, los que forman la estela típica de los meteoros.

R
ecuerde que las estrellas no entran en juego en este fenómeno.
Están muy lejanas. No se debe llamarlos “estrellas fugaces”, ni “lluvia de estrellas”, porque es un concepto erróneo.
Hágalo solamente si sus interlocutores tienen la oportunidad de comprender bien la poesía involucrada en esos dos términos y usted puede explicárselo.
Como dijimos, esta lluvia de meteoros es producto de los desperdicios del Cometa Swift-Tuttle, pero su nombre se debe a la posición de la radiante en la norteña constelación Perseo.
Los meteoros se manifiestan como a unos 100 km de altura sobre la superficie terrestre, pero el efecto de perspectiva y la oscuridad de la noche, nos hace percibirlos como procedentes de un punto de una constelación, cuyas estrellas está a miles de millones de kilómetros de distancia.


Las Perseidas del 11-12 de agosto de este año, tienen un buen pronóstico para su máximo de actividad, la noche del 11 de agosto y la madrugada del 12.
Pero si tiene oportunidad también observe el día anterior y el posterior, nunca se sabe si van a resultar mejores. Podría ser que suba hasta 100 meteoros por hora, o se mantenga en los valores promedio de otros años; unos 30 meteoros por hora en todo el cielo.
La probabilidad de observación mejorará luego de que se oculte la Luna, alrededor de las 00:22 el viernes 12.
12 de agosto, 01:00. San José, Costa Rica.  (Stellarium)
Para observar meteoros evite los sitios con  fuerte iluminación artificial. Dirija su mirada hacia la región del cielo que esté despejada (con poca nubosidad) y no precisamente en dirección de la radiante (en Perseo), sino a una o dos constelaciones de distancia, porque allí las estelas de los meteoros tienen mayor longitud.
Abríguese bien e instálese cómodamente porque serán varias horas de observación. Tener compañía es importante, no solo para pasarla bien, sino por seguridad. Si el patio de su casa cumple con lo anterior, no lo desprecie. Movilizarse en la noche tiene sus riesgos.
Este es un fenómeno para sus ojos, no necesita binoculares, excepto mientras no aparezcan los meteoros, para que pueda explorar alguna región particular del cielo nocturno.
Intnente tomar fotos; cámara en trípode, ISO alto, enfoque a infinito, diafragma abierto, disparos cada minuto aproximadamente.
Buena suerte y que tenga cielo despejado.

1 comentario:

  1. Entre las cuatro y las cinco de la mañana del viernes 12, la única región del cielo que tenía semi-despejada y algo oscura, fue la constelación de Pegaso y sus vecinas inmediatas. Con la claridad de San José al frente (Oeste). Observé 5 meteoros; a las 04:10, 04:20, 04:25, 04:40, 04:50. Todos brillantes, rápidos, blancuzcos y con la dirección (hacia atrás) correcta para considerarlos perseidas.
    A las 05:00 la claridad del crepúsculo me borró las estrellas.

    ResponderEliminar